Volcán Rano Kau – Información sobre el invernadero natural de la isla

Volcán Rano Kau – Información sobre el invernadero natural de la isla

Rano Kau es el volcán más grande de toda Isla de Pascua y un majestuoso e impresionante panorama natural para todos quienes la visitan. Es sin duda uno de los mayores atractivos turísticos de Rapa Nui y una parada obligada para los turistas.

Sabemos que si decides viajar, este tour estará entre tu lista, así que hemos decidido desarrollar el más completo artículo con toda la información que necesitas saber sobre el famoso e imponente Rano Kau.

Sobre el volcán Rano Kau

Cuando llegues por primera vez a este sitio te invadirá una sensación majestuosa. Verás un cráter gigante, sentirás un silencio casi sepulcral y de vez en cuando mirarás al cielo para divisar a distintas aves moviendo sus alas en torno a esta maravilla de la naturaleza.

Cráter del volcán Rano Kau

El cráter se encuentra a una altura de 324 metros y forma un círculo casi perfecto de más de un kilómetro de diámetro.

Sus dos laderas o bajadas son también impresionantes. Una de las pendientes termina muy cerca del aeropuerto Mataveri y la otra tiene una serie de acantilados que parten en los 300 metros de altura. Si vas por ese lado (los acantilados), tendrás una vista increíble de la isla, aunque te puede dar algo de vértigo.

Otra de las grandes maravillas es la pared volcánica. Por el lado de la costa hay un enorme muro de 400 metros (el famoso Kari Kari) que tiene apertura directa al mar. Este increíble paisaje se formó hace miles de años, cuando la lava del Rano Kau descendía hacia el océano. Fue esta lava la que formó el muro, y fueron luego las constantes olas las que rompieron esta maravilla y dieron paso a que en la base, el mar entrara directamente al gigante con lava.

Laguna interior del Rano Kau

En idioma Rapa Nui la palabra Rano se usa para nombrar a todos los volcanes que guardan agua en su interior, y la palabra Kau hace referencia al exceso o abundancia de agua. Si tomamos estas dos palabras, describimos a la perfección el volcán Rano Kau: un volcán con un cráter gigante y una laguna maravillosa.

Laguna volcán Rano Kau

Con el volcán ya extintos, las constantes lluvias comenzaron a acumular agua dentro del enorme cráter y se formó una laguna de más de un kilómetro de diámetro. La laguna tiene una profundidad de aproximadamente 10 metros y está cubierta casi en su totalidad por flores y plantas de la zona.

Si estás buscando sorprenderte con la naturaleza, tienes que sí o sí pasar por el Rano Kau y disfrutar de su laguna natural.

El mirador del Rano Kau

Otro punto importante que deben conocer del volcán, es su famoso mirador. Es el punto de mejor observación de la zona y desde donde lo podrán apreciar en su máximo esplendor.

Para llegar debes subir caminando por el muro norte (hay un camino especialmente diseñado) o en auto directamente siguiendo la base (hay estacionamiento para quienes tomen esta opción). Si deseas ir acompañado por expertos puedes tomar un tour directamente en Hanga Roa.

Mirador del volcán Rano Kau

Una vez arriba no te quedará más que sacar tu cámara y tomar un registro visual o audiovisual de la maravilla que te encontrarás. En el mirador verás también una roca clásica de la cultura pascuense, con escritura Rongo Rongo y con dibujos del hombre pájaro en el que creían los isleños.

También te puede interesar: escritura Rapa Nui
También te puede interesar: leyendas Rapa Nui

Trekking Vai Atare

Si buscas otra opción para subir hasta la cima del volcán puedes ir por el trekking Vai Atare. Es un sendero de aproximadamente 3 kilómetros y te llevará hasta el otro lado del volcán (no el mirador).

¿Por qué preferir el trekking? Si te gusta caminar y crees que esta es tu opción, entonces te contamos que el trekking te llevará hasta la otra cima del volcán y podrás ver el cráter desde otra perspectiva. Además tendrás una visión perfecta hacia tres importantes islotes que rodean Isla de Pascua y estarás presente en el mismo lugar donde los nativos realizaban competencias físicas como parte de sus rituales.

Trekking volcán Rano Kau

Por último tendrás otra vista a la aldea ceremonial Orongo, que aunque también se ve desde el clásico mirador, nunca estará demás verlo desde otro ángulo.

Aldea Ceremonial Orongo

Si bordeas el cráter de este increíble volcán te encontrarás también con la increíble aldea ceremonial Orongo, el centro arqueológico más grande de todo Rapa Nui.

Ahí verás más de 50 casas, petroglifos y pinturas rupestres, todas representando al Hombre Pájaro, una entidad divina y muy importante para los nativos. No puedes ir al volcán Rano Kau sin pasar por Orongo, uno de los sitios más importantes de toda la isla y quizás la visita más esperada por todos los turistas.

También te puede interesar: Aldea Ceremonial Orongo

Consejos para visitar el volcán Rano Kau

Dada la altura del volcán, su cercanía con el océano pacífico y el viento que corre en la cima, te recomendamos llevar una chaqueta o abrigo.

Prepárate bien antes de tu excursión, ya que en el lugar no hay baños. Deberás considerar esto antes de salir (los más cercanos están a un kilómetro de distancia, en la aldea ceremonial Orongo).

Letrero en el volcán Rano Kau

La vista es maravillosa a toda hora, pero si nos piden una recomendación, lo mejor es ir en la mañana o al mediodía para apreciar cómo el sol ilumina por completo la zona (esto no significa que en los otros horarios no se aprecie bien, es sólo nuestra recomendación).

Por último lleva agua potable y algo de comida si lo crees necesario, ya que una vez encaminado hacia el volcán, no encontrarás ningún servicio de venta de alimentos.

Cómo llegar a Rano Kau

Lo primero que hay que saber es que el acceso al volcán es libre y gratuito. No es necesario comprar tu entrada al Parque Nacional Rapa Nui.

También te puede interesar: Parque Nacional Rapa Nui

Dicho esto tienes dos opciones: tomar un tour o hacerlo por cuenta propia.

Si tomas el tour no tendrás mucho de que preocuparte. Las agencias de turismo que están en Hanga Roa se harán cargo de todo y te llevarán al volcán y a otras locaciones cercanas que vale la pena visitar.

Ahora bien, si decides ir por cuenta propia deberás arrendar un auto para llegar a la base.

Llegar en auto es fácil. Deberás tomar la calle principal Atamu Tekena y seguir derecho. Cerca del aeropuerto Mataveri verás unas indicaciones que deberás seguir y listo ¡ya estarás en la base del volcán! Recuerda: toma la calle principal Atamu Tekena, sigue derecho y luego dobla en la indicaciones que están muy bien explicadas. 

Si quieres cargar el auto con combustible no te preocupes, pasarás por una gasolinera en tu camino hacia el Rano Kau.

Una vez en la base, podrás subir por bicicleta, caminando o seguir en el vehículo (hay estacionamientos en la cantera por si decides dejar el auto ahí).

Antes de subir puedes acercarte a “el mirador de la isla”, una pequeña zona en la que podrás disfrutar de la pista de despegue y aterrizaje del aeropuerto Mataveri, de la ciudad Hanga Roa y a lo lejos de otro importante volcán llamado Terevaka.

Si decidiste subir caminando debes prepararte para una caminata de aproximadamente una hora, pero vale la pena. El paisaje es hermoso y disfrutarás cada minuto (recuerda las recomendaciones de agua, comida y baño que les dimos más arriba).

Historia Rano Kau

El volcán Rano Kau fue uno de los tres principales volcanes que formaron Isla de Pascua. Como ya les hemos contado, la lava que cayó durante años fue formando el terreno de lo que hoy conocemos como Rapa Nui.

Según investigaciones recientes, la primera actividad volcánica del Rano Kau ocurrió hace aproximadamente 2,5 millones de años. Las erupciones no sólo formaron la isla, formaron también pequeños volcanes secundarios alrededor de toda Isla de Pascua.

Vista desde el volcán Rano Kau

El volcán tuvo una importancia clave en el desarrollo de la cultura y población rapanui. Los restos de Obsidiana (roca volcánica de color negro) que dejó en su base, cráter y en distintas parte de la isla, permitió que los nativos elaboraran herramientas, armas y elementos de caza (puntas de lanza, anzuelos, las pupilas de ojos en los moai, etcétera).

Este volcán fue también la principal fuente de agua dulce para los primeros isleños. Imaginen que hubiera pasado en una isla tan lejana sin el agua del volcán. Dada el agua entregada, fue que muchas tribus se instalaron en la ladera para estar cerca de este elemento vital.

Historias del volcán

Dentro del gigante cráter del Rano Kau, se han encontrado petroglifos (escritura rapanui realizada en las paredes), cimientos de casas y restos de plataformas ceremoniales entre otras maravillas arquitectónicas y culturales.

Estos descubrimientos llamaron la atención de los investigadores, quienes después de mucho estudiar sobre el tema, se encontraron con varias historias y leyendas relacionadas a esta montaña de lava.

Volcán Rano Kau mirado desde arriba

La principal historia hace referencia al primer rey Hotu Matu’a, quien según las leyendas fue el primer poblador y colonizador de la isla. Según se cuenta, durante sus últimos días, el rey decidió esperar a la muerte en la ladera del volcán. Lo consideraba el lugar de mayor majestuosidad dentro de la isla y donde anhelaba pasar el tiempo que le quedaba.

Si murió o no el primer rey ahí sigue siendo un tema de discusión, pero de lo que sí hay seguridad es de la importancia que tenía este volcán para los nativos.

Conservación de la flora

Tras la sobrexplotación de la tierra y recursos naturales por parte de los rapanui y también debido a los cambios climáticos que sufrió la isla, casi se pierde por completo la flora natural de la zona.

El único lugar de la isla que ha logrado sobrevivir a los cambios naturales es el volcán Rano Kau. Sus paredes gigantes de más de 200 metros y el agua acumulada dentro del cráter, lo convirtieron en un verdadero invernadero natural que conserva especies vegetales endémicas (naturales de la isla) y también otras que fueron introducidas por los colonizadores.

Plantas inspiradas en el Rano Kau

Este invernadero fue un tema de inspiración para los nativos. Los antiguos habitantes de Isla de Pascua inventaron un sistema llamado Navai, donde creaban una especie de macetero con rocas y plantaban flores adentro. El macetero acumulaba el agua y protegía a las plantas de los vientos y animales. Según los historiadores, este invento se creó basado en lo que realizaba en Rano Kau de forma natural.


¿Te ha servido este artículo?

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas
(1 votos - promedio: 5,00 de 5)

Cargando…

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *