Volcán Rano Raraku – El lugar donde verás más moais en toda la isla

Rano Raraku es uno de los sitios más impresionantes de todo Isla de Pascua. En este volcán fueron elaborados los famosos moai y el lugar está rodeado de estas estatuas gigantes. Todos quienes lo visitan quedan asombrados por el paisaje adornado con los colosales de piedra.

Si quieres saber cómo llegar, qué llevar y cuáles son los mejores consejos para tu visita, te invitamos a seguir leyendo este artículo.

Sobre el volcán Rano Raraku

Rano Raraku está situado a aproximadamente 20 kilómetros al noreste de la ciudad Hanga Roa. Su base y ladera son impresionantes desde el primer minuto: mucho pasto, mucho color verde y muchos moais son parte del paisaje.

Ladera del volcán Rano Raraku

El volcán tiene una altura de 160 metros, un cráter de 700 metros de diámetro y una laguna de agua dulce en su interior. La laguna tiene unos 4 metros de profundidad y fue formada por las constantes lluvias de la isla.

Rano Raraku cuenta con una inclinación en su lado sur y en el norte una pared casi recta (sin camino para bajar) y que forma una especie de acantilado de gran altura.

Muchos dicen que el volcán Rano Raraku es el hermano menor del Rano Kau. Ambos son muy similares, y si bien este último es mucho más grande, los dos comparten similitudes en la forma.

La gran piedra del volcán

Otro de los grandes atractivos turísticos del volcán Rano Raraku es la piedra de la que está compuesto. La Toba Lapilli es una roca que se formó con la acumulación de cenizas volcánicas y rodea la mayor parte de la zona.

Volcán Rano Raraku piedra Toba Lapilli

¿Por qué es tan importante esta roca? Porque es la piedra con la que se tallaron y construyeron los Moai. No puedes ir a Isla de Pascua sin conocer el lugar donde los nativos tomaron la materia prima para construir a los gigantes de piedra.

Los moai del Rano Raraku

Cuando llegues a la base del volcán Rano Raraku te absorberá un asombro único. Decenas de cabezas de moai salen de todo el terreno y mientras giras tu mirada hacia las paredes de la montaña, verás muchos hoyos y piedras desde las que sacaron a los gigantes para moverlos a distintas partes de la isla.

Moais en la ladera del volcán Rano Raraku

Es sorprendente ver tanto moai reunido en un sólo lugar. En general están dispersos en la isla, este es el único lugar donde hay tanta estatua junta. Si estás buscando un paisaje sorprendente y cargado de historia, el Rano Raraku es destino obligado.

Principales moai del Rano Raraku

Como ya dijimos, el principal atractivo del volcán son las decenas de moai que lo rodean. Pero ¿qué moais encontraré y podré ver en el sector? Revisemos una lista:

  • Las cabezas de Isla de Pascua: moais enterrados bajo tierra y donde sólo la cabeza sobresale . Son los que más abundan y se diferencian a los otros moais de la isla que están de pie y muestran todo su cuerpo.
  • El primer moai: El llamado Tai Hare Atua está en la ladera (base) del volcán y es considerado el primer moai de todos. ¿Por qué? por su diseño primitivo. Se cree que fue una especie de boceto y sirvió como base para el resto de estatuas.
  • Moai Piro Piro: se encuentra justo en el camino principal que te lleva al volcán. Su nombre significa mal olor y hace referencia a su llamativa forma. A diferencia de los otros moais, este tiene una prominente nariz (como si estuviera oliendo algo). Su postura también es extraña, se inclina hacia adelante y tiene los hombros chuecos.
  • Moai Hinariru: este moai, también conocido como el moai de cuello torcido, es muy llamativo. Se ha popularizado como la típica figura en los libros, revistas y fotos de la isla, y si bien se parece mucho a los primeros nombrados (cabezas de isla de pascua) tiene pequeñas diferencias como detalles finos en su tallado y la posición inclinada de su cabeza. Está acompañado de otro moai que está aún más enterrado y al que no se le ve nada del cuerpo.
  • El moai más grande: en la ladera del volcán se encuentra el moai más grande de la isla. Una estatua de 22 metros y de 200 toneladas que nunca fue sacada de la piedra pero que sigue llamando la atención de los turistas e investigadores.
  • Moai mal tallado: otro moai impresionante que verán es uno que está tallado sobre otra cabeza. Sí, así como leen, hay un moai enterrado con la cabeza afuera (como los otros nombrados), pero sobre esa cabeza está tallada una nueva figura.
  • Moai Ko Kona He Roa: un interesante moai con grabados de barcos que aún no se pueden descifrar. Es el único moai de toda la isla con estos dibujos.
  • Moai Tukuturi: el último moai que encontraremos en la zona es el moai arrodillado. Es una de las estatuas más enigmáticas de toda la isla. Este moai, no se parece a ninguno otro  y su figura es mucho más real y cercana a los seres humanos. Otra gran diferencia es el tronco. A diferencia de las otras estatuas que muestran un cuerpo alargado, este tiene un cuerpo corto y que es interrumpido por sus piernas que lo muestran arrodillado.

La laguna del Rano Raraku

Al igual que su hermano mayor, el Rano Kau cuenta también con una gran laguna en su interior. Si bien aquí los mayores atractivos son los moais que rodean el volcán, no se puede dejar pasar esta maravilla de la naturaleza que los sorprenderá a todos.

Para llegar al cráter y laguna hay que pasar por un angosto pasillo de unos 300 metros que conecta el exterior de la isla con el interior del volcán. Cuando pases por esta hendidura notarás la ceniza roja seca que forma el material del Rano Raraku.

Cráter del volcán Rano Raraku

En la entrada de esta cueva hacia el cráter, verás otro moai acostado que marca el inicio de la travesía. Está ahí desde hace siglos y se cree que nunca pudieron moverlo de su lugar de origen.

Una vez llegues al cráter, quizás tengas la suerte de ver caballos pastando y bebiendo agua de la zona. Por último podrás maravillarte con la gran cantidad de flores que conviven en el agua y que dan pie a un espectáculo de la naturaleza para tus ojos.

Consejos para visitar Rano Raraku

Te aconsejamos llevar ropa cómoda y calzado deportivo, recuerda que deberás caminar y subir el volcán por senderos empinados y que pueden ser resbaladizos (no son peligrosos, no se preocupen).

Recuerda también que está prohibido salirse de los caminos señalados y tocar las estatuas que están alrededor. Hacerlo te puede costar una multa bastante cara.

Laguna del volcán Rano Raraku

Sobre los horarios, todos son excelente, pero si nos preguntan, nosotros recomendamos ir temprano (cuando el sol se posa por sobre toda la superficie del volcán y sus terrenos) o durante el atardecer mientras el sol se despide iluminando a los moais para luego desaparecer por la costa.

Recuerda también llevar agua y comida, aunque no es obligatorio ya que en la zona encontrarás un pequeño puesto de alimentos y baños (hay también un lugar para comprar artesanías).

Cómo llegar al Rano Raraku

El volcán está a aproximadamente 20 kilómetros de Hanga Roa. La mejor forma para llegar al lugar es en auto y te tomará unos 30 minutos.

Las indicaciones son simples: toma la calle Hotu Matu’a, dobla a la izquierda en la calle Camino Vaitea Anakena y luego sigue los letreros que te conducirán hasta la ladera del volcán.

Tu otra opción es tomar un tour en Hanga Roa que te llevará a conocer el volcán y otros sitios arqueológicos cercanos.

Sea cual sea la alternativa que elijas, el camino te permitirá disfrutar de un lindo paisaje rodeado de flora y fauna. No es raro que debas frenar porque se cruzan caballos salvajes en tu camino.

El camino del moai

Existe la opción de parar 4 kilómetros antes de llegar al volcán y realizar ese último trayecto a pie o en bicicleta. Para hacerlo debes parar frente a un letrero que dice «Rano Raraku». Se llama así porque en el trayecto que queda te irás acercando de a poco a los gigantes de roca que les mencionamos antes y que rodean la zona.

Indicaciones volcán Rano Raraku

Este paseo es una excelente alternativa para los viajeros que quieren conocer más y deslumbrarse con el increíble paisaje.

Entrada al Parque Nacional Rapa Nui

Recuerda que sin importar la opción que elijas (ir en un tour o por tu cuenta), deberás comprar previamente una entrada al Parque Nacional Rapa Nui. El volcán es un lugar protegido y la única forma de entrar es comprando la entrada.

Seis puntos que debes considerar sobre tu entrada al Parque y tu visita al Rano Raraku:

  • La entrada se compra en Hanga Roa o en el aeropuerto Mataveri, NO en el volcán.
  • Sin tu entrada no podrás entrar a la zona del volcán
  • La entrada tiene un valor aproximado de CLP $20.000 para los chilenos y de USD $40 para los extranjeros.
  • Si bien con la entrada puedes acceder a todos los lugares una cantidad ilimitada de veces por 10 días, el Rano Raraku tiene un límite de una visita por entrada comprada
  • Los horarios de acceso son de las 9:00 a las 18:00
  • La entrada será solicitada en la entrada, llévala contigo

Historia del Rano Raraku

El Rano Raraku es uno de los volcanes más importantes de Isla de Pascua. Se formó hace más de 300 mil años y fue clave en el desarrollo de la cultura Rapa Nui.

Crisis en el volcán Rano Raraku

La roca volcánica que dejó esta montaña de lava a sus alrededores hizo que de aquí se sacara la principal materia prima para construir los moai. Quizás sin este volcán, la historia que conocemos hoy no se estaría contando (casi el 40% del total de moais está en la ladera del volcán).

La construcción de los moais generó una cadena de situaciones provechosas para toda la isla. El ciclo fue algo así:

  • Los nativos encontraron un material que facilitaba la construcción de moais
  • El fomento de la construcción arquitectónica hizo que los pascuenses desarrollaran nuevas herramientas
  • Dada la cantidad de  Toba Lapilli (roca con la que se construían los moai en la zona) muchos nativos se instalaron a vivir en los alrededores
  • Los nativos que vivían ahí necesitaba alimentarse, así que se trabajó en el cultivo y pesca cercanos a la zona

Como ven toda esta cadena está combinada y terminó con un largo periodo de prosperidad para todos los habitantes de la isla.

El alejamiento del volcán

Si bien durante una época la vida y alegría que se vivía alrededor del volcán era inmensa, hoy los campos vacíos y las cientos de estatuas sin terminar hacen preguntarse ¿qué fue lo qué pasó? ¿por qué dejaron sus construcciones a media?

Historia del volcán Rano Raraku

Hay varias historias que giran en torno a esta pregunta. Según una leyenda de la isla, una antigua anciana, la única en la isla con el poder de mover a los gigantes de piedra, se enojó luego de que los nativos no compartieran con ella una langosta durante la cena. El enojo fue tal que paralizó a todas las estatuas y las desplomó para que nadie las pudiera seguir trabajando.

Una teoría más real y alejada de los mitos, dice que la tribu Hanau Mamoko, la tribu encargada de los trabajos de escultura y construcción, cansados de ser explotados en tan ardua tarea, se rebelaron contra las autoridades, derribaron los moais y eliminaron para siempre el trabajo de construcción de gigantes en la isla.

Hay expertos que afirman también que los moais derrumbados que se ven en la zona del volcán se debieron a alguna catástrofe natural como un terremoto y tsunami, del que no sólo fue difícil recuperarse, si no que también trajo como consecuencia la detención arquitectónica dentro de los nativos.

La última teoría y la que más se comenta entre los historiadores, es que debido a las distintas crisis internas ocurridas en la isla, principalmente por la explotación y guerras, se fuera perdiendo la historia cultural de la isla y que los nativos cada vez le tomaran menos valor. Así de a poco dejaron de lado sus tradiciones ancestrales.

Volcán Poike -El primer volcán de la isla y un destino único

Es el primer volcán de la isla y a pesar de estar cargado de elementos históricos y arqueológicos, muchos turistas lo dejan de lado cuando van a Rapa Nui. ¿Vale la pena esta visita? ¿Es necesario sumarla al itinerario de Isla de Pascua? Te lo contamos a continuación.

Sobre el volcán Poike

Cuando lleguen por primera vez al volcán, se encontrarán con una larga franja de tierra y pasto, acompañada de acantilados que entran directo al mar. El panorama puede no ser atractivo a primera vista, pero la verdad es que hay varios sitios interesantes y cargados de historia que vale la pena conocer. Revisemos cada uno a continuación.

Sobre el volcán Poike

La cresta del Poike

En el lado norte del volcán hay tres montículos creados por la acumulación de lava que forman un paisaje bastante curioso y llamativo.

Estas tres pequeñas montañas Ma’unga Parehe (cerro despedazado), Ma’unga Tea Tea (cerro blanco) y Ma’unga Vai a Heva (cerro del agua mágica), son una fuente importante de Traquita, una piedra volcánica con la que se construyeron algunos moais (sólo alguno ya que luego se encontró la Toba Tapilli, una roca volcánica mucho más moldeable y que se usó como material principal para tallar a los gigantes de piedra).

En la cima de estas tres montañas encontrarán también algunos restos de Ahu (plataformas ceremoniales), donde alguna vez hubo moais.

Por último, podrán ver al Ma’unga Parehe, un moai bastante dañado pero que conserva el espíritu de los cabezones que en algún momento existieron en ese lugar.

El agua mágica

En una de las tres colinas antes mencionadas (la Ma’unga Vai a Heva), hay una cabeza gigante de aproximadamente 3 metros, tallada sobre una roca del lugar.

El agua mágica del volcán Poike

Este impresionante registro histórico le sirvió a los nativos para recolectar agua, y dentro de sus tradiciones, lo utilizaron como un pozo que según la leyenda, los ayudaba a mantenerse jóvenes.

En rapanui Vai significa agua y Heva mágica. Estas dos palabras y la leyenda componen el nombre del montículo.

Sin duda una parada obligatoria para todos quienes visiten el Poike y quieran conocer más de la cutura Rapa Nui.

Restos de los nativos

La zona del Poike están repleta de artículos que utilizaban los nativos en su día a día. Los que quieran profundizar en la historia de Isla de Pascua, se encontrarán con restos de los hornos de piedra que usaban para cocinar (umu pae) y las piedras talladas para recolectar agua (tahetas) entre otros elementos arqueológicos.

Restos de los nativos en el volcán Poike

Restos ceremoniales

Otro gran atractivo turístico de la zona son los cientos de restos ceremoniales repartidos por todo el lugar.

En la cima del Ahu Vai a Heva (uno de los 3 montículos antes mencionados), podrán ver una plataforma Ahu de 50 metros con restos de moais que fueron sacados. Uno de estos moais aún sobrevive dentro de una cueva.

Cabeza de moai destruida en el volcán Poike

Unos metros más allá se encontrarán con una cabeza enterrada que adorna todo el paisaje. Si bien está muy destruida, su figura aún impresiona y lo mejor es que es de las antiguas, de las que estaban construidas con la piedra volcánica Traquita.

Observatorio astronómico

El volcán Poike cuenta también con uno de los registros más importantes de toda la cultura Rapa Nui: dos piedras que se utilizaron para estudiar las estrellas y medir cuándo cambiaban las estaciones del año.

  • Papa Ui Hetu’u: su nombre significa roca para ver las estrellas y es una piedra de basalto con distintas figuras (más de 40 anzuelos y una especie de pulpo). Estas figuras representan las anotaciones y cambios en las estrellas que notaban los nativos en el cielo.
Volcán Poike Papa Ui Hetu
  • Mapa de estrellas: la segunda roca está a unos 70 metros de distancia y tiene 11 hoyos que fueron realizados por los nativos. Estos orificios se utilizaban para retratar constelaciones (estas constelaciones -pleyades y el cinturón de orión- marcaban las estaciones y el inicio de un nuevo año).

La gran zanja

Justo a los pies del volcán se encontrarán con una carretera natural de unos 4 kilómetros de largo y que es bastante impresionante a la vista humana.

Este camino llamado la zanja del Poike corre en paralelo a la carretera de la isla y tiene entre 10 y 15 metros de ancho (dependiendo del lugar) y unos 3 metros de profundidad. ¡Es de verdad increíble!

La gran zanja del volcán Poike

Sobre su historia y por qué existe, hay varias teorías, pero lo único de lo que se tiene certeza es que fue provocada o creada tras quemar la tierra. ¿Cómo y por qué la quemaron? Revisemos lo que dicen los expertos.

Hay quienes dicen que durante las guerras internas que existieron entre las tribus, la que vivía en la ladera del volcán realizó esta zanja y le prendió fuego para crear una barrera e impedir el paso de sus enemigos.

Otros historiadores creen que este camino de tierra fue usado por los nativos como un lugar para cocinar y alimentar así a los trabajadores y constructores isleños que vivían en la zona.

La cresta del volcán Poike

Por último hay quienes dicen que el lugar se utilizó para cosechar plátanos (bananas) y cañas de azúcar. La profundidad del camino era perfecta para que el agua proveniente de la lluvia apoyara el crecimiento de lo cosechado.

Aunque no exista claridad y estas sean sólo teorías, sí está claro que el panorama y atractivo de la zona será un deleite para todos quienes lo visiten.

Impresionantes cuevas

Por último tenemos 2 cuevas muy importantes para la cultura Rapa Nui: Ana o Keke y Ana More Mata Puku.

Antes de contarles su importancia y significado, deben saber que no es fácil llegar. Necesitarán sí o sí un guía que conozca el camino y mucha energía, ya que están cerca de los acantilados y su entrada es bastante complicada (no es para todos).

La cueva de las vírgenes en el volcán Poike

Dicho esto, ¿cómo son y por qué son tan importantes estas cuevas?

  • Ana o Keke: es también conocida como las Cueva de las Vírgenes, tiene 380 metros de profundidad, algunos sectores con hasta dos metros de altura y otros de sólo 35 centímetros que obligan a los visitantes a pasar casi agachados. Tiene varios petrogliflos (escrituras en la pared) que aún nadie ha descifrado y se cree que ahí reparaban a las mujeres de las tribus para ritos religiosos y sexuales.
  • Ana More Mata Puku: otra cueva, un poco menos impresionante y de sólo 7 metros de largo, pero también con restos arqueológicos (petroglifos) que vale la pena conocer y disfrutar. Se cree que aquí se preparaban los guerreros para sus ritos de pelea.

Consejos para visitar el volcán Poike

A diferencia de otras excursiones que hemos recomendado aquí en el sitio, para el volcán Poike les sugerimos tomar un tour o excursión guiada. ¿Por qué? Porque la mayoría de los puntos de interés que les nombramos en los párrafos anteriores son difíciles de encontrar y si van solo es muy probable que se salten más de alguno.

Vista del volcán Poike

Recuerden también que es necesario comprar la entrada al Parque Nacional Rapa Nui. Sin la entrada no podrán ingresar al volcán y sus alrededores.

Sobre el ticket de entrada, no habrá un puesto oficial donde se los pedirán (no así en los otros volcanes), pero podrían encontrarse con un guardaparque de la zona quien lo más probable es que se los solicite.

Es importante también que se preparen y lleven comida y agua. Este punto no es obligación, pero deben tener presente que en el volcán Poike no hay servicios de comida ni tampoco baño.

Volcán Poike visto desde el cielo

La subida al volcán no es difícil, todos podrán hacerlo, pero les recomendamos equiparse con ropa deportiva para facilitar el trayecto.

Sobre la ropa, lleven vestimenta ligera pero no olviden una chaqueta o poleron. Si bien la zona es muy calurosa, en la cima del volcán corre viento y van a querer evitar el frío que se siente ahí.

Por último, sobre los horarios, pueden ir a cualquier hora del día pero nuestra recomendación es que lo hagan temprano. En la zona (ladera) del volcán no hay ningún lugar que de sombra como para escaparse del calor, por lo que en la tarde pueden pasarlo algo mal dado las altas temperaturas.

Cómo llegar al volcán Poike

La distancia entre Hanga Roa y el volcán Poike es de aproximadamente 20 kilómetros. La mejor forma de llegar es en auto (ya sea arrendado) o a través de un tour (te llevarán en vehículo).

El trayecto dura aproximadamente 33 minutos y tu mejor opción es tomar la calle principal Hotu Matu’a y seguir luego por camino Vaikea Anatena. Hecho esto sólo debes continuar derecho y seguir las indicaciones.

Historia del volcán Poike

El Poike es el volcán más antiguo de toda la isla. Surgió hace aproximadamente 3 millones de años y sin el no existiría hoy lo que conocemos como Rapa Nui. Tras su aparición, salieron luego el famoso Rano Kau y el Terevaka y las erupciones de los tres volcanes formaron el terreno de Isla de Pascua.

El nombre Poike hace referencia a «el lugar donde se quiebra la noche» (po es noche e ike es romper). El nombre que le dieron la volcán tiene relación con que ese lugar (en el volcán), es el primer lugar de toda la isla en recibir los primeros rayos del sol.

Antiguamente la zona del volcán Poike contaba con una alta vegetación y tenía una tierra bastante fértil, razón por la cual varios habitantes de la isla se instalaron en el lugar buscando nuevas zonas donde cultivar el suelo.

Los pobladores que vivieron ahí estaban bastante aislados del resto de la población (eran un grupo aparte), pero aún así supieron crecer como tribu y fueron parte importante de la historia cultural de la isla.

Con el tiempo y dada la fertilidad de su tierra, este grupo de nativos sobrexplotó la tierra y el paisaje abundante que les contamos recién, desapareció. En sólo un par de siglos, toda la vegetación de la zona se extinguió para siempre.

El poike en la actualidad

Por suerte para la cultura Rapa Nui, hoy ese sector es una zona protegida. Desde el año 2006 existe ahí un proceso profundo de reforestación a mano del gobierno de Chile, la CONAF y los administradores del Parque Nacional Rapa Nui.

El proceso que se está llevando a cabo consiste en plantar miles de árboles que alguna vez fueron parte de la flora del lugar y se espera que en unos 30 años se puedan ver los primeros resultados.

Volcán Terevaka – Información sobre el punto más alto de la isla

Dentro de los volcanes de Isla de Pascua, el Terevaka, o también conocido como Maʻunga Terevaka, es uno de los más importantes. La cima de esta montaña de lava es el punto más alto de todo Rapa Nui y es un destino obligado para todos los que quieran obtener una vista panorámica de toda la isla.

Pero ¿cómo llego al volcán? ¿Qué debo considerar antes de ir? ¿qué más veré en la zona? Todo lo que debes saber sobre esta actividad de la isla a continuación.

Sobre el volcán Terevaka

El Terevaka es una de las construcciones de la naturaleza más imponentes de toda Isla de Pascua. Sus 511 metros lo convierten en el punto más elevado de toda la zona y en el lugar perfecto para tener una visión completa de todo Rapa Nui.

Alrededores del volcán Terevaka

Este volcán está ubicado en un extremo norte de la isla y a diferencia de sus hermanos no tiene un gran cráter en su superficie ni tampoco una gran laguna en su interior, pero sí cuenta con varios y pequeños orificios (mini cráteres) y tiene otros atractivos en su zona que te sorprenderán.

Si lo que quieres es poder contemplar Rapa Nui desde los cielos y tener una visión panorámica de toda la isla, entonces este es tu paseo.

El río Ava Ranga Uka

La zona cuenta también con el único río de todo Rapa Nui. Este fenómeno es raro considerando que la roca volcánica que está en casi toda la isla absorbe la mayoría del agua que cae tras una lluvia y no deja que se formen arroyos.

¿Por qué en esta zona sí se forma un pequeño río? Esto se produce por dos motivos: en primer lugar por la forma de la tierra que tiene aperturas perfectas para que corra agua; y como segundo punto porque justo arriba de estas grietas hay una laguna que cuando se rebalsa hace caer el agua sobrante y forma este maravilloso espectáculo natural.

El río del volcán Terevaka

Para los que quieren ver algo más que agua descender, les contamos que el arroyo está acompañado por una flora maravillosa que de seguro sorprenderá a tu vista y te llenará de paz y tranquilidad.

Antes de cerrar este punto les contamos que el arroyo se llama Ava Ranga Uka. Ava significa quebrada y Uka es el nombre de un joven que según cuentan las leyendas, era muy querido por todos en la isla, pero que murió cuando caminaba por el sendero y tras una fuerte lluvia, la corriente del río lo arrastró

El ahu del arco iris

Tenemos el volcán más alto de toda la isla y el único río de rapanui, pero ¿qué más encontraré en el sector del Terevaka? La última parada es el llamado Ahu Hanua Nua Mea, que en español significa el Ahu del arcoíris.

Los Ahu son plataformas de roca volcánica, en las que están posados los moais. Se consideraban plataformas ceremoniales y los nativos se encargaban de mover a los gigantes de piedra hasta su respectiva base.

Ahu del arcoíris

El ahu del arcoiris es una de estas plataformas ceremoniales, pero con un sólo moai y que se encuentra derribado en el piso.

Este moai mide 3,40 metros y a pesar de su posición caída, su estructura se conserva muy bien. El mayor punto de intereses (por lo menos para los historiadores) es saber por qué este moai no tiene tallado el espacio o cuenca donde deberían ir los ojos.

Como ya les hemos contado, todos los moais que eran puestos sobre Ahus, tenían un espacio en el rostro que era luego rellenado con dos ojos construidos de coral y piedra volcánica. Bien, este es el único moai que está sobre un Ahu y que no cuenta con estas cuencas.

Consejos para visitar el Terevaka

Primero debes decidir si irás o no al volcán Terevaka. ¿Qué recomendamos nosotros? Que si tu estadía en Isla de Pascua es de más de 3 días, entonces lo anotes en tu itinerario. Ahora bien, si estarás por 3 o menos días, entonces creemos que puedes priorizar otros sectores arqueológicos y turísticos.

Si decides ir debes comprar tu entrada en el Parque Nacional Rapa Nui. Esta entrada es necesaria para poder acceder y sin ella no podrás disfrutar del paseo.

Puedes llevar algo de comida y agua ya que el paseo será largo, pero esto es opcional ya que muy cerca de la entrada al volcán hay una especie de feria artesanal con tiendas de recuerdos y puestos de venta de  comida y bebidas.

En esta zona hay también baños, pero te cobrarán por su uso. Recuerda llevar un par de monedas por si necesitas usarlo.

Sobre la vestimenta, usa ropa cómoda y calzado deportivo, sobre todo si quieres subir hasta la cima. El camino no es difícil (no te pasará nada), pero debes llevar ropa adecuada para aguantarlo.

Vista desde el volcán Terevaka

Lleva también protector solar ya que los rayos UV te golpearán directamente durante toda la caminata.

Sobre el clima debes tener en cuenta que lo que se aprecia en la base es muy distinto a lo que se siente en la altura del volcán. Allá arriba correrá viento así que te recomendamos llevar algún abrigo, chaqueta o polerón.

¿A qué hora subir el Terevaka?

La verdad es que este trayecto se puede realizar a cualquier horario, pero nuestra recomendación es que lo hagas en la mañana o al atardecer, ambas opciones para evitar el  fuerte sol de la tarde (en el volcán no encontrarás ninguna sombra natural o artificial con la que protegerte del sol).

Atentos a este último punto: Si el día está nublado o lluvioso no te recomendamos tomar este paseo. La vista no será lo mismo y no podrás apreciar desde la altura todo lo que te hemos mencionado aquí.

Cómo llegar a Ma’unga Terevaka

El volcán se encuentra a unos 8,5 kilómetros de la ciudad de la isla y para ir hacia allá tienes varias alternativas:

  • Caminar: puede ir caminando desde Hanga Roa y disfrutar de un lindo paisaje. La caminata te tomará aproximadamente 1 hora y 30 minutos.
  • Cabalgata: puedes también hablar con los habitantes de la isla para tomar un tour a caballo. El tiempo es similar al anterior y es también una excelente alternativa.
  • Bicicleta: esta opción también es excelente. Demorarás unos 45 minutos y tendrás una verdadera aventura a bordo de dos ruedas
  • Automóvil: si estás apurado puedes arrendar un auto o tomar un taxi hacia el volcán. La ruta es corta y no te demorarás más de 10 minutos en estar ahí

Si elegiste la última alternativa (el auto) deberás estacionarlo en la base, ya que está prohibido subir en vehículos motorizados (hay estacionamientos, no te preocupes).

¡Llegó la hora de subir el volcán! ¿Qué alternativas existen? Son las mismas que en tu llegada a la base, sólo que exceptuando el auto. Puedes tomar una cabalgata, subir en bicicleta o hacerlo por tu cuenta a pie.

Sea cual sea tu opción, el trayecto completo  es de unos 4,5 kilómetros (desde la base del volcán) y el trayecto dura aproximadamente 4 horas (subida y bajada). El camino es bastante entretenido. Si bien presenta un pequeño desafío, está todo muy indicado y todos pueden lograrlo.

Para los que no deseen contratar alguna de estas excursiones, existe la opción de subir caminando por cuenta propia, siguiendo las instrucciones detalladas más abajo, ya que el recorrido es seguro y no demasiado difícil.

Quienes no desean subir caminando y prefirieron las otras opciones, recuerden que en Hanga Roa podrán tomar los tours o excursiones, tanto para ir a caballo como en bicicleta. Sobre esta última opción (la bicicleta) no es necesario ir en un tour, también pueden arrendarla e ir a sus tiempos.

Cima del volcán Terevaka

Cuando llegues a la cima podrás tomarte una foto con la corona del lugar: un montículo de piedras y un cráneo de caballo que comprobarán que superaste la prueba.

Historia del volcán Terevaka

Hace más de 360 mil años, cuando la lava que está bajo la superficie marina decidió ascender con todo hacia la tierra, formó 3 grandes volcanes: El Poike, el Rano Kau y el Terevaka.

Fueron estos tres volcanes, cada uno ubicado en una extremo diferente de la zona que hoy conforma la isla, los que tras nuevas erupciones y lava seca que fue quedando en la superficie del océano, formaron lo que hoy conocemos como Rapa Nui.

Vestigios de ocupación humana

Hoy la zona esta vacía, quieta y muy silenciosa. No hay casi árboles y la única compañía son los turistas y las tiendas de comida y recuerdos que rodean el sector.

Atardecer en el volcán Terevaka

Este panorama contrasta enormemente con la actividad que existía hace miles de años en los pies del Terevaka. Para los nativos este era un sector de mucha importancia y que al estar rodeado de palmeras, se convirtió en la zona principal donde se extraía la madera y se construían las canoas.

No hay seguridad, pero se cree que Terevaka significa «tirar canoas»

Casas de piedra

La importancia de la pesca para los nativos y por lo tanto la importancia de tener madera y otros materiales que les permitieran construir canoas, hizo que muchos rapanui se instalaran a vivir directamente en los pies del Terevaka.

Volcán Terevaka desde la altura

Si bien hoy todos los habitantes están en Hanga Roa, aún quedan restos de materiales y vestigios de sus hogares que dan cuenta de la importancia cultural y de sobrevivencia que tuvo este volcán.

Volcán Rano Kau – Información sobre el invernadero natural de la isla

Rano Kau es el volcán más grande de toda Isla de Pascua y un majestuoso e impresionante panorama natural para todos quienes la visitan. Es sin duda uno de los mayores atractivos turísticos de Rapa Nui y una parada obligada para los turistas.

Sabemos que si decides viajar, este tour estará entre tu lista, así que hemos decidido desarrollar el más completo artículo con toda la información que necesitas saber sobre el famoso e imponente Rano Kau.

Sobre el volcán Rano Kau

Cuando llegues por primera vez a este sitio te invadirá una sensación majestuosa. Verás un cráter gigante, sentirás un silencio casi sepulcral y de vez en cuando mirarás al cielo para divisar a distintas aves moviendo sus alas en torno a esta maravilla de la naturaleza.

Cráter del volcán Rano Kau

El cráter se encuentra a una altura de 324 metros y forma un círculo casi perfecto de más de un kilómetro de diámetro.

Sus dos laderas o bajadas son también impresionantes. Una de las pendientes termina muy cerca del aeropuerto Mataveri y la otra tiene una serie de acantilados que parten en los 300 metros de altura. Si vas por ese lado (los acantilados), tendrás una vista increíble de la isla, aunque te puede dar algo de vértigo.

Otra de las grandes maravillas es la pared volcánica. Por el lado de la costa hay un enorme muro de 400 metros (el famoso Kari Kari) que tiene apertura directa al mar. Este increíble paisaje se formó hace miles de años, cuando la lava del Rano Kau descendía hacia el océano. Fue esta lava la que formó el muro, y fueron luego las constantes olas las que rompieron esta maravilla y dieron paso a que en la base, el mar entrara directamente al gigante con lava.

Laguna interior del Rano Kau

En idioma Rapa Nui la palabra Rano se usa para nombrar a todos los volcanes que guardan agua en su interior, y la palabra Kau hace referencia al exceso o abundancia de agua. Si tomamos estas dos palabras, describimos a la perfección el volcán Rano Kau: un volcán con un cráter gigante y una laguna maravillosa.

Laguna volcán Rano Kau

Con el volcán ya extintos, las constantes lluvias comenzaron a acumular agua dentro del enorme cráter y se formó una laguna de más de un kilómetro de diámetro. La laguna tiene una profundidad de aproximadamente 10 metros y está cubierta casi en su totalidad por flores y plantas de la zona.

Si estás buscando sorprenderte con la naturaleza, tienes que sí o sí pasar por el Rano Kau y disfrutar de su laguna natural.

El mirador del Rano Kau

Otro punto importante que deben conocer del volcán, es su famoso mirador. Es el punto de mejor observación de la zona y desde donde lo podrán apreciar en su máximo esplendor.

Para llegar debes subir caminando por el muro norte (hay un camino especialmente diseñado) o en auto directamente siguiendo la base (hay estacionamiento para quienes tomen esta opción). Si deseas ir acompañado por expertos puedes tomar un tour directamente en Hanga Roa.

Mirador del volcán Rano Kau

Una vez arriba no te quedará más que sacar tu cámara y tomar un registro visual o audiovisual de la maravilla que te encontrarás. En el mirador verás también una roca clásica de la cultura pascuense, con escritura Rongo Rongo y con dibujos del hombre pájaro en el que creían los isleños.

Trekking Vai Atare

Si buscas otra opción para subir hasta la cima del volcán puedes ir por el trekking Vai Atare. Es un sendero de aproximadamente 3 kilómetros y te llevará hasta el otro lado del volcán (no el mirador).

¿Por qué preferir el trekking? Si te gusta caminar y crees que esta es tu opción, entonces te contamos que el trekking te llevará hasta la otra cima del volcán y podrás ver el cráter desde otra perspectiva. Además tendrás una visión perfecta hacia tres importantes islotes que rodean Isla de Pascua y estarás presente en el mismo lugar donde los nativos realizaban competencias físicas como parte de sus rituales.

Trekking volcán Rano Kau

Por último tendrás otra vista a la aldea ceremonial Orongo, que aunque también se ve desde el clásico mirador, nunca estará demás verlo desde otro ángulo.

Aldea Ceremonial Orongo

Si bordeas el cráter de este increíble volcán te encontrarás también con la increíble aldea ceremonial Orongo, el centro arqueológico más grande de todo Rapa Nui.

Ahí verás más de 50 casas, petroglifos y pinturas rupestres, todas representando al Hombre Pájaro, una entidad divina y muy importante para los nativos. No puedes ir al volcán Rano Kau sin pasar por Orongo, uno de los sitios más importantes de toda la isla y quizás la visita más esperada por todos los turistas.

Consejos para visitar el volcán Rano Kau

Dada la altura del volcán, su cercanía con el océano pacífico y el viento que corre en la cima, te recomendamos llevar una chaqueta o abrigo.

Prepárate bien antes de tu excursión, ya que en el lugar no hay baños. Deberás considerar esto antes de salir (los más cercanos están a un kilómetro de distancia, en la aldea ceremonial Orongo).

Letrero en el volcán Rano Kau

La vista es maravillosa a toda hora, pero si nos piden una recomendación, lo mejor es ir en la mañana o al mediodía para apreciar cómo el sol ilumina por completo la zona (esto no significa que en los otros horarios no se aprecie bien, es sólo nuestra recomendación).

Por último lleva agua potable y algo de comida si lo crees necesario, ya que una vez encaminado hacia el volcán, no encontrarás ningún servicio de venta de alimentos.

Cómo llegar a Rano Kau

Lo primero que hay que saber es que el acceso al volcán es libre y gratuito. No es necesario comprar tu entrada al Parque Nacional Rapa Nui.

Dicho esto tienes dos opciones: tomar un tour o hacerlo por cuenta propia.

Si tomas el tour no tendrás mucho de que preocuparte. Las agencias de turismo que están en Hanga Roa se harán cargo de todo y te llevarán al volcán y a otras locaciones cercanas que vale la pena visitar.

Ahora bien, si decides ir por cuenta propia deberás arrendar un auto para llegar a la base.

Llegar en auto es fácil. Deberás tomar la calle principal Atamu Tekena y seguir derecho. Cerca del aeropuerto Mataveri verás unas indicaciones que deberás seguir y listo ¡ya estarás en la base del volcán! Recuerda: toma la calle principal Atamu Tekena, sigue derecho y luego dobla en la indicaciones que están muy bien explicadas. 

Si quieres cargar el auto con combustible no te preocupes, pasarás por una gasolinera en tu camino hacia el Rano Kau.

Una vez en la base, podrás subir por bicicleta, caminando o seguir en el vehículo (hay estacionamientos en la cantera por si decides dejar el auto ahí).

Antes de subir puedes acercarte a «el mirador de la isla», una pequeña zona en la que podrás disfrutar de la pista de despegue y aterrizaje del aeropuerto Mataveri, de la ciudad Hanga Roa y a lo lejos de otro importante volcán llamado Terevaka.

Si decidiste subir caminando debes prepararte para una caminata de aproximadamente una hora, pero vale la pena. El paisaje es hermoso y disfrutarás cada minuto (recuerda las recomendaciones de agua, comida y baño que les dimos más arriba).

Historia Rano Kau

El volcán Rano Kau fue uno de los tres principales volcanes que formaron Isla de Pascua. Como ya les hemos contado, la lava que cayó durante años fue formando el terreno de lo que hoy conocemos como Rapa Nui.

Según investigaciones recientes, la primera actividad volcánica del Rano Kau ocurrió hace aproximadamente 2,5 millones de años. Las erupciones no sólo formaron la isla, formaron también pequeños volcanes secundarios alrededor de toda Isla de Pascua.

Vista desde el volcán Rano Kau

El volcán tuvo una importancia clave en el desarrollo de la cultura y población rapanui. Los restos de Obsidiana (roca volcánica de color negro) que dejó en su base, cráter y en distintas parte de la isla, permitió que los nativos elaboraran herramientas, armas y elementos de caza (puntas de lanza, anzuelos, las pupilas de ojos en los moai, etcétera).

Este volcán fue también la principal fuente de agua dulce para los primeros isleños. Imaginen que hubiera pasado en una isla tan lejana sin el agua del volcán. Dada el agua entregada, fue que muchas tribus se instalaron en la ladera para estar cerca de este elemento vital.

Historias del volcán

Dentro del gigante cráter del Rano Kau, se han encontrado petroglifos (escritura rapanui realizada en las paredes), cimientos de casas y restos de plataformas ceremoniales entre otras maravillas arquitectónicas y culturales.

Estos descubrimientos llamaron la atención de los investigadores, quienes después de mucho estudiar sobre el tema, se encontraron con varias historias y leyendas relacionadas a esta montaña de lava.

Volcán Rano Kau mirado desde arriba

La principal historia hace referencia al primer rey Hotu Matu’a, quien según las leyendas fue el primer poblador y colonizador de la isla. Según se cuenta, durante sus últimos días, el rey decidió esperar a la muerte en la ladera del volcán. Lo consideraba el lugar de mayor majestuosidad dentro de la isla y donde anhelaba pasar el tiempo que le quedaba.

Si murió o no el primer rey ahí sigue siendo un tema de discusión, pero de lo que sí hay seguridad es de la importancia que tenía este volcán para los nativos.

Conservación de la flora

Tras la sobrexplotación de la tierra y recursos naturales por parte de los rapanui y también debido a los cambios climáticos que sufrió la isla, casi se pierde por completo la flora natural de la zona.

El único lugar de la isla que ha logrado sobrevivir a los cambios naturales es el volcán Rano Kau. Sus paredes gigantes de más de 200 metros y el agua acumulada dentro del cráter, lo convirtieron en un verdadero invernadero natural que conserva especies vegetales endémicas (naturales de la isla) y también otras que fueron introducidas por los colonizadores.

Manavi Isla de Pascua

Este invernadero fue un tema de inspiración para los nativos. Los antiguos habitantes de Isla de Pascua inventaron un sistema llamado manavai , donde creaban una especie de macetero con rocas y plantaban flores adentro. El macetero acumulaba el agua y protegía a las plantas de los vientos y animales. Según los historiadores, este invento se creó basado en lo que realizaba en Rano Kau de forma natural.

Volcán Puna Pau – El lugar donde se crearon los gorros de los moais

¿Se han fijado que algunos moais tienen sobre su cabeza un gran gorro rojo? Estos son los famosos Pukao y representan parte importante de la historia de Rapa Nui.

Pero lo que nos trae hoy aquí no son los Pukao, si no dónde se realizaron. La respuesta es el volcán Puna Pau, una maravilla de la naturaleza y que tiene una gran historia detrás del. Si quieres conocer uno de los lugares más importantes dentro de la historia de Isla de Pascua y disfrutar también de un bello paisaje, te invitamos a seguir leyendo.

Sobre el volcán Puna Pau

Puna Pau es un pequeño volcán extinto de Isla de Pascua y que está a aproximadamente 7 kilómetros de la ciudad Hanga Roa.

Escoria roja en el volcán Puna Pau

A diferencia de los otros volcanes que les hemos mencionado en este sitio, la zona de esta montaña de lava no tiene muchas actividades, lo principal será conocer este volcán que está cargado de historia de Rapa Nui.

La base del volcán está rodeada de vegetación y restos de Pukaos que nunca fueron movidos de la zona. El cráter por su parte es un depósito gigante de escoria roja, la piedra con la que construyeron estos gorros (Pukao).

¿Vale la pena la visita al Puna Pau?

Vale la pena siempre y cuando no lo tengas como prioridad sobre los volcanes Ranu Kao, Ranu Karako o Terevaka. El panorama natural de este volcán no es tan impresionante como el de sus hermanos (sólo hay una ladera con mucho pasto, el volcán, su cráter y los restos de gorros abandonados), pero siempre es bueno disfrutar de un lugar cargado de historia.

Gorros rojos en el volcán Puna Pau

En definitiva puedes dejarlo como una alternativa dentro de tu viaje, pero si vas por pocos días (3 o menos), entonces creemos que esta excursión debería quedar fuera.

Consejos para visitar Puna Pau

Nuestro primer consejo tiene relación con la entrada al Parque Nacional Rapa Nui. Recuerda que para poder ir a esta zona y conocer el volcán, es necesario comprar la entrada.

Si quieres ir en auto no tienes que preocuparte por dónde dejarlo. Hay estacionamiento justo en la entrada a volcán y podrás subir tranquilo.

Te aconsejamos llevar algo de comida (ligera), unas botellas de agua y pasar al baño antes de partir. En la zona no hay ningún servicio de venta de alimentos y agua ni tampoco baños.

Persona al lado de un Pukao

El recorrido total de la zona es corto, sólo unos 400 metros, así que no te preocupes si andas con poco tiempo. Atención eso sí, ya que a pesar de ser corto, hay que seguir un sendero marcado y establecido, y si te sales de ese camino o tocas los restos arqueológicos que están en la zona, puedes ser multado.

Sobre la vestimenta, aseguráte de llevar ropa cómoda y deportiva ya que el camino es algo empinado (nada de que preocuparse, pero es mejor subir con un traje adecuado).

Por último, la zona está desierta de árboles (hay muy pocos), por lo que te recomendamos llevar protector solar (no encontrarás ninguna sombra para esconderte del fuerte sol).

Cómo llegar a Puna Pau

Antes de subir y recorrer la zona del volcán Puna Pau, hay que llegar a su base, y para hacerlo debes ir sí o sí en vehículo o bicicleta. ¿Por qué? porque Hanga Roa y Puna Pauestán separados por más de 8 kilómetros y caminar te tomará más de 1 hora.

La ruta más directa es tomar a avenida principal Avenida Hotu Matu’a (donde está el aeropuerto de la isla) y luego doblar a la izquiera en la calle Vaitea. Con esos dos puntos de referencia sólo deberás seguir derecho y seguir las indicaciones que están muy claras en todo el camino.

Si decidiste ir en bicicleta el camino es el mismo y desde ya te contamos que es bastante plano y seguro.

Cuando llegues al volcán, te pedirán tu entrada al Parque Nacional Rapa Nui y te harán pasar por el primer sendero en el que verás muchos Pukao abandonados sobre la tierra. Este paisaje es maravilloso y quizás lo mejor del paseo.

Letrero en el volcán Puna Pau

Pasado los Pukao deberás ascender por el camino señalizado hasta llegar al mirador de la zona. Ahí podrás disfrutar de una hermosa vista de la isla y del océano pacífico.

Historia del volcán Puna Pau

El nombre Puna Pausignifica en lengua Rapa Nui pozo de agua. Este nombre se explica porque según los expertos, cuando los nativos habitaban esta zona y se dedicaban a construir los Pukao, existía a su alrededor un gran pozo de agua que los ayudó a mantenerse y a establecerse ahí.

El interior del cráter es la fuente natural más grande de escoria roja, una piedra volcánica muy blanda y fácil de tallar, que dio origen no sólo a los gorros de las estatuas de piedra, si no también a diversos otros artefactos que ayudaron al desarrollo de la población rapanui.

Restos de escoria roja en el volcán Puna Pau

Dentro de estos elementos nos encontramos con recipientes de agua, materiales de cocina y artesanías propias de su cultura.

El volcán y los Pukao

Como ya les hemos mencionado, este volcán fue el lugar donde se construyeron en su totalidad los sombreros de los moai, lo que hace que tenga un valor especial dentro de la cultura rapanui, pero no sólo eso, al ser también la mayor fuente de escoria roja de la isla, hizo también que se desarrollara un vida y sociedad en torno a esta montaña.

Los nativos de Isla de Pascua le dieron una importancia simbólica al Puna Kao y lo nombraron el gran creador. Su materia prima era tan importante que las tribus internas comenzaron a pelear con las que vivían en los alrededores, todo con el fin de obtener y ganar materia prima por sobre sus rivales.

Paisaje del volcán Puna Pau

Finalmente y tras varias disputas internas dentro de la isla, se llegó a un periodo de paz en la que se nombró al Puna Kao como un elemento sagrado al que no todos podían acceder. Con el fin de evitar futuras guerras, sólo se le permitió al ingreso a unos pocos y decido sólo por su nivel social dentro de la isla y su capacidad de crear con esta tan importante materia prima.